Según muestran las estadísticas, la desigualdad de género en el entorno laboral de nuestro país es una realidad que no se puede negar. Según un estudio reciente llevado a cabo por Gestha, las mujeres perciben salarios de media un 30% menores a los de los hombres, tienen una mayor tasa de desempleo (un 16,7% frente al 12,9% de los hombres) y sus puestos de trabajo generalmente son inferiores comparándolos con los de los varones (solo el 10% de los directivos españoles es una mujer).

Orange es una compañía que lucha por alcanzar la igualdad laboral de hombres y mujeres en su plantilla, y es por ello por lo que el Ministerio de Asuntos Sociales le ha otorgado el Distintivo de Igualdad en La Empresa. Con el fin de conseguir acabar con esta desigualdad de género, dejamos a continuación algunos aspectos a cambiar en las empresas:

  1.  Salario equitativo: la brecha salarial es una gran prueba de la desigualdad existente en el mundo laboral actual. Una solución para este hecho es desarrollar una política empresarial que ofrezca tablas salariales según las cuales el empleado cobra en función de su cargo, independientemente del sexo.
  2. Proceso de selección a ciegas: para llevar a cabo un proceso de selección libre de desigualdades, es una buena idea plantear en las contrataciones la eliminación de datos tales como el sexo, nacionalidad o edad. Eliminando esta información la selección del personal se haría de una forma mucho más objetiva y justa, dejando de lado los prejuicios o estereotipos.
  3. Formación igualitaria: las compañías deberían formar a sus empleados en igualdad de condiciones, es decir, ofrecer las mismas oportunidades de desarrollo profesional y personal a toda la plantilla, sin tener en cuenta aspectos como el sexo.
  4. Conciliación laboral: la maternidad es uno de los principales obstáculos de las mujeres en su trayectoria profesional. Es por ello que las empresas deberían plantear facilidades para la conciliación laboral como por ejemplo el teletrabajo o la flexibilidad horaria.
  5. Bajas por maternidad y paternidad: En este caso los que sufren desigualdades son los hombres debido a que, a pesar de que desde el pasado 1 de abril la baja de paternidad se ha ampliado de 5 a 8 semanas, ésta sigue siendo menor que la de maternidad. El Gobierno ha planteado el aumento de esta baja hasta las 12 semanas en 2020 y la posibilidad de igualarla a la de la madre en 2021.

¿Quieres saber más sobre el tema? Entra aquí.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies